La pasión por el liderazgo

Photo by Dariusz-Sankowski
¿Cuál es tu pasión? ¿Con qué sientes pasión? ¿Haciendo qué, te lleva a sentir pasión? ¿Lo aplicas en tu Liderazgo?

Considero que es necesario tener pasión en lo que hacemos como una de las características necesarias al ejercer el liderazgo, máximo en el entorno V.U.C.A. en el que nos movemos, donde podemos encontrar de todo.

Sentir Pasión por tu proyecto, idea o negocio es importante por 2 motivos fundamentales: según nuestra mirada interna (en la que nos miramos a nosotros mismos) es porque gracias a la pasión podrás disfrutar de lo que haces y, además, afrontar con una mejor actitud los problemas que te vayan surgiendo en tu día a día; y por otro lado, según la mirada externa (hacia fuera de uno mismo), para poder contagiar como líder a tus futuros clientes, proveedores, colaboradores, socios, amigos…

Sentir Pasión por actividades u objetivos que vayas a desarrollar o emprender en tu día a día se puede lograr y, además, es necesario si te quieres sentir más feliz y exitoso. Hoy quisiera compartirte cómo puedes lograr y mantener esa pasión en tu vida.

¿Cómo se puede vivir la Pasión?

 Se suele asociar la pasión a un estado de bienestar con mayor intensidad emocional. No es que algo te guste, es que te encanta. No es que algo esté rico, es que está delicioso.

 Mirándonos internamente, para sentir pasión hay que comenzar por sentirse bien. Esto te ocurre con algo que te completa e invade de placer, con lo que te deleitas, a lo que le pones mucho amor y dedicación, que te hace sentir tranquilo o en paz, con un elevado nivel de disfrute. Ejemplo: hacer un pastel o leer un libro.

La pasión también puede ser una sensación de satisfacción más tranquila, provocado por lo que te hace saber que estás viviendo la vida bajo tus propios términos, bajo tu manera de ser y de entender el mundo.

La pasión se puede vivir también desde el conocido subidón, con mucha ilusión o ánimo elevado, con mucha emoción, experimentando gozo, satisfacción y hasta una felicidad que te llena. Todos conocemos  que enganchan, personas que a la hora de contar algo les brillan los ojos, lo hacen de una forma rápida, expresan mucho con su comunicación no verbal e incluso nos traspasan con su adrenalina. Ejemplo: dirigir un proyecto nuevo o un equipo en el que crees al 100%.

Otra manera de sentir pasión, mirando al exterior de nosotros mismos, es marcándote un objetivo que sea muy importante para ti conseguirlo y que pese a las vicisitudes que tendrás que pasar, que tu objetivo sea lo suficientemente fuerte como para querer afrontarlas. Es un objetivo que “te engancha” y no lo puedes evitar.

Además, como líder, tendremos en cuenta lo que eres capaz de transmitir cuando sientes esa pasión, lo que eres capaz de contagiar a los demás para que te sigan o para que den lo mejor de sí mismos en el proyecto o tarea encomendada.

 

¿Cómo descubrir tu/s Pasión/es?

Como líder necesitas tener y contagiar tu propia pasión en lo que haces, para llevar a las personas que te siguen a lograr el éxito. Si no conoces tu pasión, es el momento de parar a descubrirla.

El punto de partida es detectar aquellas actividades en las que el mero hecho de llevarlas a cabo sea tu propia recompensa y te hagan sentir realmente bien. Cuando cada segundo que pases implementándolo te sientas contento y que el tiempo al realizarlas se pase sin darte cuenta. Puedes elegir una tarea, una actividad, un proyecto, una idea, un negocio… que “te ponga”. Quiero decir que solo pensar en ello te emocione.

Cuando comienzas a hacer algo y detectas que te gusta mucho, si es tu pasión, después te gustará cada vez más, te volcarás, le dedicarás más tiempo, estarás deseando tener la oportunidad de volver a esa actividad o de estar con esa persona…

A veces es uno mismo quien no se permite disfrutar de las pasiones de su vida, a veces son los demás quienes nos frustran en el camino.

No hay fin, no hay comienzo. Solo hay Pasión por la vida”, Federico Fellini

Marco Ayuso habla de 6 ideas por las que quizás no hayas descubierto tu/s pasión/es:

  1. “Si no has descubierto tu Pasión, pensamos que hay algo equivocado o que no funciona en nosotros”. Para vencer a esta idea errónea, prueba, arriésgate, sal de tu zona de confort, divertirte en el camino y tarde o temprano averiguarás tu/s pasión/es. Quizá aún no hayas probado algo que te apasionará. Ponte en disposición a descubrirlo.
  2. Otra idea equivocada es el pensar que el “Talento es igual que Emoción”. Puede que tengas un talento que no te guste o que haya algo que te encante y no se te dé bien. Recuerda: “1% Talento y 99% transpiración”. Hoy puedes elegir y disfrutar del camino para llegar a donde quieras, con constancia y acompañamiento es más posible que lo logres.
  3. “Pasión sólo hay una”. Tenemos muchas capacidades, inteligencias y habilidades. La pasión se puede presentar en muchas áreas de nuestra vida.
  4. Otra idea equivocada podría ser que “la Pasión se tiene que vivir con mucha emoción”. Ya te he comentado que la pasión se puede vivir de diferentes maneras.
  5. “Pensar en una Pasión como una actividad”. Si tienes esta idea, te invito a pensar en las pasiones como algo que te llena y que da sentido a tu vida.
  6. Otra idea errónea: “cuando encuentras tu Pasión es para siempre”. Si cambias o cambian áreas de tu vida manifiesta apertura a un posible cambio de tu/s pasión/es.

Poder descubrir tus pasiones, según mi experiencia, se puede lograr de diferentes formas:

  1.  Indagando sobre lo que te gustaba cuando eras niño/a. ¿Qué te gustaba hacer? ¿Con qué te ensimismabas y se te pasaba el tiempo sin darte cuenta?
  2. Explorando e indagando sobre ideas o aficiones o temas que inicialmente llamen tu atención. El saber más y tu curiosidad te pueden llevar a sentir pasión por ello. ¿Hay algo sobre lo que siempre hayas querido saber más? ¿Algo para lo que hayas querido tener el tiempo para hacerlo?
  3. Saliendo de tu zona de confort. El hacer siempre lo mismo o de la misma manera te va a llevar en la mayoría de los casos a no descubrir nada nuevo. El arriesgarte en quehaceres, tareas nuevas o salir de tu rutina pueden llevarte a descubrir tu pasión.

¿Qué ocurre cuando la Pasión decae o disminuye?

También puede ocurrir que pasados los días e incluso los años haciendo eso que inicialmente te apasionaba, al ir haciendo siempre lo mismo, al volverse muchas de las tareas rutinarias, la pasión empiece a decaer. ¿Qué podemos hacer?

  • Es importante “parar y reflexionar sobre lo que aportas a ese proyecto, idea o negocio”. También preguntarte sobre lo que estás recibiendo sobre esa idea, proyecto o negocio. Y con ambas respuestas, indagar sobre tus expectativas u objetivos porque muy probablemente no estás recibiendo lo que esperas o no estás dando lo necesario para llevarlo a cabo. ¿Qué te falta?
  • “Haz que lo rutinario sea diferente: cambia hábitos,…”, incluso cambia tu camino para llegar al lugar donde desarrolles tu idea, proyecto o negocio. Cambia muebles de sitio o la decoración de tu despacho o tu espacio. Reordenar el espacio ayuda a reordenar nuestras ideas y renovarnos.
  • “Cuida tu actitud”, aprende y crea nuevos retos. Está ya demostrado que la diferencia entre un día malo y uno bueno es la actitud que mostremos frente a ese nuevo día. La negatividad quema la pasión.
  • “Rodéate de gente apasionada”. La pasión se contagia y, además, puedes modelar a las personas que sienten pasión por lo que hacen.

Como resumen de todo lo que hoy te he compartido te dejo una guía que practicamos en 2miradas para que sientas tu Pasión de una forma más perdurable en el tiempo:

  1. Si quieres sentir pasión es importante indagar sobre ti mismo, tus gustos, lo que te encantaba hacer en tu niñez, lo que te llama la atención aunque no te hayas atrevido a hacerlo nunca. Incluso pregunta a las personas de tu entorno, porque ¡te pueden sorprender sus respuestas!
  2. Trata de rodearte de gente apasionada. Las emociones se contagian.
  3. Realimenta tu pasión desde la curiosidad y la mejora continua. ¿Y si…?
  4. Mantente activo en tu pasión. Evita la rutina, afronta nuevos objetivos o retos, practica, prueba, cambia, descubre, juega.
  5. Pon tu don o talento al servicio de los demás de una manera generosa. Aporta en beneficio del bienestar del mundo y de la humanidad.

Y si ves que la llama de la Pasión en lo que antes emprendías ya no se da a pesar de haber intentado avivarla, quizás sea el momento de buscar una alternativa y vivir una nueva Pasión.

Como dice Federico Fellini: “No hay fin, no hay comienzo. Solo hay Pasión por la vida”, así que a vivir la vida liderando con Pasión.

Después de lo que te he compartido, si aún no has encontrado tu/s Pasión/es ¿Qué vas a hacer para encontrarla? Si ya conocéis tu/s Pasión/es ¿Qué vas a hacer para que esa llama no se apague? ¿Cuándo vas a empezar a llevarlo a cabo? ¿Cuál es tu actitud para liderar?

Milagros García

CEO y co-fundadora de 2miradas.

No Comments Yet

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada.

 

Woman Essentia, tu revista,

SÍGUENOS