Comparte lo que importa

855 millones de personas pasan hambre en el mundo, de ellas 155 millones son niños menores de 5 años.

Este es el nombre de la campaña de Manos Unidas para este año 2018, y , aunque parezca mentira es ya la campaña número 59 en la lucha contra el hambre.

Esta lucha es la misión de Manos Unidas, porque el hambre no es una fatalidad o un destino irreparable. Así , seguirá trabajando para poner en común experiencias, iniciativas y propuestas que ayuden a vivir la solidaridad de verdad.

Compartir lo que importa es poner en común nuestra vida, nuestros bienes y nuestro compromiso por un mundo mejor en el que derechos humanos sean respetados y donde cada persona pueda disponer de loe medios necesarios para vivir con dignidad.

Clara Pardo, la presidenta de Manos Unidas, que curiosamente por indicación estatutaria,  la organización debe ser presidida por una mujer siempre, ha denunciado el aumento de las personas hambrientas en el mundo, que desde 2015 se ha incrementado en casi 40 millones de personas, cantidad casi equivalente a la población española.

Estas cifras, reveladas por el último Informe sobre la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo publicado por la FAO, son «un auténtico mazazo para todos los que trabajamos cada día en la lucha contra el hambre». Además«más de 26 millones de personas tienen que desplazarse en busca del sustento que la Madre Tierra, agotada y sin recursos, les niega», ha lamentado.

Las personas hambrientas en el mundo, que desde 2015 se ha incrementado en casi 40 millones.

Las guerras olvidadas, eternas, que se mantienen vivas mientras la comunidad internacional se limita a condenar con la boca chica mirando hacia otro lado y sosteniendo cínicamente el inconmensurable negocio de tráfico de armas que mueve miles y miles de millones de euros” son la causa de este empeoramiento

Con este ob­je­ti­vo, en 2018, el trabajo de Manos Unidas, se cen­tra­rá en tres cues­tio­nes esen­cia­les y ur­gen­tes que pue­den ayu­dar a aca­bar con la po­bre­za y el ham­bre en el mun­do:

  • fa­vo­re­cer ini­cia­ti­vas que per­mi­tan el ac­ce­so a los ali­men­tos para con­su­mo hu­mano, y no para el be­ne­fi­cio eco­nó­mi­co;
  • im­pul­sar sis­te­mas de pro­duc­ción me­dioam­bien­tal­men­te sos­te­ni­bles
  • y plan­tear pro­pues­tas que evi­ten la pér­di­da y el des­per­di­cio de ali­men­tos.

 

Mientras estamos ajenos y disfrutando de excesos, ya que tenemos bastante más de lo que necesitamos, 815 mi­llo­nes de per­so­nas pa­san ham­bre en el mun­do, afectando la des­nu­tri­ción cró­ni­ca in­fan­til a 155 mi­llo­nes de ni­ños me­no­res de 5 años.

Poner remedio a esta situación, o por lo menos intentarlo, depende de todos nosotros.

No Comments Yet

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada.

 

Woman Essentia, tu revista,

SÍGUENOS