Para pensar…

El pasado domingo 21 de Enero tuvo lugar la Marcha por la Vida de París, con un lema muy acertado, tanto desde el punto de vista de su significado, como por esperanzador: “De la sombra a la luz”.

 A pesar de la incesante lluvia, más de 40.000 personas desfilaron por las calles de París celebrando la vida, porque esta Marcha fue toda una celebración en la que la mayoría de los asistentes eran jóvenes.

 

Debido a las situaciones en las que está derivando la eutanasia en aquellos países europeos en los que está aprobada, como es el caso de Bélgica, la Marcha defendió el cuidado de la vida hasta la muerte natural, además de la protección de la vida del no nacido. Desde Enero de 2016, la eutanasia está prohibida en Francia, aunque se permite la sedación terminal.

A la manifestación asistieron representantes de organizaciones de otros países como Holanda, España, Alemania, Italia y Portugal.

El responsable de comunicación, Emile Dupont, quién estuvo el pasado año en España participando en el Congreso que se celebró en Marzo organizado por la Fundación +Vida, explicó a ACI Prensa que se trata de hablar de un tema del que nadie quiere hablar en Francia: los derechos de los niños no nacidos.

 

MANIFIESTO

A menudo nos dicen que el aborto es una cuestión de elección y que oponerse al aborto significa oponerse a la libertad de las mujeres.

Pero, ¿de que elección estamos hablando?

Una verdadera opción libre es una elección que se puede experimentar en el tiempo, a lo largo de la vida.

Si elijo orientación profesional y estoy contento con ella, sé que tomé una buena decisión. Si este no es el caso, puedo tomar otra dirección para desarrollarme mejor.

Podemos hacer elecciones para su hijo, pero si él no vive, no hay otra opción. El ejercicio de mi libertad solo puede hacerse porque estoy vivo. En la muerte no hay elección.

Este carácter ineluctable de cualquier aborto, las parejas no son consecuentes de ello y se dan cuenta demasiado tarde de que no es posible la retirada.

 

Marcha por la vida de Washington

Ese mismo fin de semana, tuvo en Washington la Famosa Marcha por la Vida, una de las que cuenta con mayor número de asistentes y que este año, por primera vez en los 45 años de historia de la misma, contó con la presencia del Presidente norteamericano, quién lamentó que las cifras de abortos en EEUU estuvieran al mismo nivel que en China y Corea, países donde los derechos humanos son pisoteados.

“Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona” . Art. 3. Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948).

Fue hace 45 años, cuando se legalizó el aborto en EEUU gracias a las mentiras que se utilizaron en el caso Roe contra Wade.

Norma McCovery utilizada para conseguir la legalización del aborto en EEUU en 1973

Norma McCorvey, conocida como Roe, explicaría años más tarde a la revista Miami Herald como se basó el juicio en una treta sobre una falsa denuncia de violación, financiado todo por el fundador de la revista Playboy. Fue el monigote de dos abogadas abortistas para conseguir que el caso llegara hasta el Tribunal Supremo prometiéndola un aborto, sin explicarla realmente en que consistía. No abortó, y su hijo fue entregado en adopción mientras se hacía pensar a la opinión pública otra cosa. Las drogas y el alcohol fueron su compañía durante los siguientes años, hasta que en 1995 su vida da un gran giro y comienza a trabajar para proteger a los niños no nacidos, siendo gran defensora de la causa provida hasta su muerte el pasado año.

Otro caso es el del conocido doctor Nathanson, autor de más de 75.000 muertes, quién gracias al avance de las ecografías y el ultrasonido, ante la evidencia de las imágenes de desarrollo intrauterino, cambió también de opinión y de causa, denunciando lo que en sus palabras era “el holocausto más atroz en la historia de EEUU”, dirigiendo en 1984 y documental llamado “El grito silencioso”, donde él mismo explica el procedimiento de un aborto.

Son muchas las personas que hoy día tan testimonio de su equivocación, en España, quién haya asistido a una conferencia de Esperanza Puente, lo sabe.

Aunque esta es la historia del comienzo del aborto en EEUU, fue la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas quienes fueron los primeros en legalizar el aborto en 1920, país en el que actualmente te obligan a ver la ecografía de tu hijo antes de hacerlo.

El pasado 8 de Enero,  Papa Francisco en su discurso para la felicitación del nuevo año, ante los representantes diplomáticos acreditados en el Vaticano, quién recordando los horrores de la guerra, ante la celebración este año del centenario de la finalización de la Primera Guerra Mundial, el Papa resaltó como sutilmente se están menoscabando los derechos más fundamentales : “después de 70 años, duele constatar cómo muchos derechos fundamentales están siendo todavía hoy pisoteados. El primero entre todos, el derecho a la vida, a la libertad, y a la inviolabilidad de toda persona humana”…pienso en los niños inocentes, descartados antes de nacer; no deseados, a veces sólo porque están enfermos o con malformaciones o por egoísmo de los adultos. Pienso en los ancianos, también ellos tantas veces descartados, sobre todo si están enfermos, porque se les considera un peso. Pienso en las mujeres, que a menudo sufren violencias y vejaciones también en el seno de las propias familias. Pienso también en los que son víctimas de la trata de personas, que viola la prohibición de cualquier forma de esclavitud. ¿Cuántas personas, que huyen especialmente de la pobreza y de la guerra, son objeto de este comercio perpetrado por sujetos sin escrúpulos?”.

Sus afirmaciones van más allá de creencias religiosas, porque son una defensa de la humanidad.

Oklahoma se convirtió en mayo de 2016 en el primer estado de la Unión que prohibió el aborto y lo definió como un delito grave.

Esperemos que cada vez más las mentes se abran hacia la evidencia científica y se imponga la cordura.

Ya han pasado años como para hacer un balance real y objetivo de las consecuencias de estos actos dotados de una legalidad formal, que se contradice con la naturaleza, además de ir en contra de la Declaración de Derechos humanos, redactada precisamente para que no se volvieran a producir las atrocidades de la II Guerra Mundial y proteger a la humanidad de ella misma y salvaguardar su dignidad. Si países que fueron adalides de las políticas supuestamente más avanzadas, como Francia o EEUU, están dando marcha atrás al ver las terribles consecuencias y la realidad, tendremos por lo menos que cuestionar hacia donde lleva a la humanidad este tipo de actuaciones, y protegerla.

Marcha por la vida París, Enero 2018
No Comments Yet

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada.

 

Woman Essentia, tu revista,

SÍGUENOS