¿Por qué somos tan hipócritas en general, y en la moda en particular?

-Opinión-

Foto: Brooke Cagle en Unsplash

No puedo evitar dedicar el post de este mes a dos temas que me preocupan dentro del sector de la moda. Por un lado, las influencers y por otro la educación que en la familia se está dando o mejor dicho omitiendo en relación al consumo de moda.

Recientemente, hemos tenido noticias de la muerte de dos blogueras de prestigio y actualidad. Lo tenían todo, fama, dinero, éxito, influencia, y parece dar la impresión de que nada de eso les ha servido para la alcanzar la felicidad que parecía ofrecer el sistema.

La otra noticia ha sido, el protagonismo alcanzado por el juez Calatayud, sobre su comentario en relación a la forma en que las adolescentes se muestran en Instagram y en general en las redes sociales.

Foto: Autumn Goodma en Unsplash

Disiento totalmente de la hipocresía con la que se ha tratado el tema, lo hago con descaro y abiertamente. Esto es como el traje nuevo del emperador. Hay que llamar a las cosas por su nombre, y dejarnos de postverdad, sociedad líquida y todos los conceptos que seguiremos desarrollando. Simplemente para no hablar de las cosas que no nos gustan por su nombre. Nos hemos acostumbrado a cambiar la realidad, y encima a creer las teorías que inventamos. El capítulo siguiente es si ponemos límite a la inteligencia artificial o no. Pero sobre eso, no hay que preocuparse, el ser humano, es tan torpe que no solo es capaz de caer dos veces en la misma piedra, sino todas las veces que se lo proponga. Por la cantidad no hay problema, la historia se ha encargado de demostrarlo.

Nos hemos acostumbrado a cambiar la realidad, y encima a creer las teorías que inventamos

Las mujeres hemos perdido el norte, la conciencia de nosotras mismas, el respeto, y no hacemos otra cosa que arrastrarnos por el fango de la cutrez. Y el resultado, se puede leer en el comienzo de este artículo: muerte.

Y me pregunto ¿no es una pena?, ¿si aparecer en las redes sociales hipersexualizadas es tan rentable? ¿cómo se entienden estos resultados?

Foto: Christopher Sticha en Unsplash

 

Hay que llamar a las cosas por su nombre, y dejarnos de postverdad, sociedad líquida y todos los conceptos que seguiremos desarrollando. Simplemente para no hablar de las cosas que no nos gustan por su nombre.

El primer entorno dónde “no debemos mirar para otro lado” es en la familia. Pregunto a los padres:

  •  ¿conoces cómo aparecen tus hijos en sus perfiles de redes sociales?
  •  ¿qué publican? ¿cómo hablan?
  •  ¿de qué se ríen? ¿a dónde van sus likes?

Esta faceta de la tarea educativa es tan costosa como las demás, pero nos lo jugamos todo. He escuchado muchas veces comentarios del tipo ¿pero qué exagerada eres?. Detrás de eso solo hay dejadez, y a quien es dejado y comodón, después no se le permiten las lágrimas ni las excusas. Sino que se le recrimina y se le dice “tu obligación era tener los deberes hechos”. La sociedad actual está llena de omisiones en este campo. Por lo tanto, no hay lugar para el lamento. Tampoco para la hipocresía.

Foto: Marion Michele en Unsplash

Educar es cansado, pero sobre todo muy muy incómodo. Hay una frase de Aldo Naouri que me encanta; este pediatra y psicólogo francés afirma: “Creer que una relación horizontal con los hijos puede ser útil o satisfactoria es una locura. En vez de educar demócratas, los padres terminan produciendo dictadores”. Hay que estar encima, velando para que adquieran criterios que verdaderamente les hagan libres y favorezcan la construcción de una personalidad fuerte, para hacer frente a la presión social. Esa es la mejor prevención para superar de forma saludable los fracasos que ineludiblemente la vida va a traer consigo.

 “Creer que una relación horizontal con los hijos puede ser útil o satisfactoria es una locura. En vez de educar demócratas, los padres terminan produciendo dictadores”. Aldo Naouri

A todos los que se han escandalizado farisaicamente del comentario del juez Calatayud, les recuerdo que en 2011 la revista Vogue, presentó a menores en actitudes similiares a las que ha manifestado el citado juez “La última edición de la revista Vogue París Cadeaux ha levantado un gran revuelo por un reportaje en el que menores de ocho años juegan a interpretar el papel de seductoras”.

Los comentarios en los medios fueron del siguiente tipo “Algunos aseguran que se trata de una estrategia más por aumentar las ventas en tiempos de crisis y otros más duros, como el ilustrador Alexsandro Palombo, afirma que este «es el regalo ideal para los pedófilos”.

Foto: Jimmy Bay en Unsplash

Estoy segura del poder del ahora, es decir de la decisión de cambio que late en la sociedad y en la familia como esperanza de la sociedad. Realmente, es tiempo de comenzar a cambiar las cosas, solo hace falta querer hacerlo. Pero, ese cambio no será real, si no está fundado en la verdad. Y, no caigamos en la trampa de la posverdad, aunque a partir de diciembre de 2017, ya tendrá su lugar en el diccionario de la RAE. En palabras de su director:

«Ha surgido un nuevo concepto, interesante a la vez que preocupante: la posverdad». Tal ha sido la fuerza de su impacto que «el prestigioso diccionario inglés de Oxford lo ha distinguido en 2016 con el título honorífico de palabra del año»

Según la RAE: “El término posverdad se referirá a toda información o aseveración que no se basa en hechos objetivos, sino que apela a las emociones, creencias o deseos del público. Darío Villanueva ha explicado que, en las bases de datos de la RAE, posverdad aparece con registros de uso que se remontan a 2003”.

Darío Villanueva, director de la RAE, en una conferencia pronunciada en junio de 2017 en el Centro de Estudios Políticos comentó algunos antecedentes históricos —políticos y literarios— de «esta posverdad posmoderna o transmoderna» (Villanueva, 2017).

En ella recordó que «el potencial […] que la retórica tiene para hacer locutivamente real lo imaginario, o simplemente lo falso». Un potencial que, en muchas ocasiones, entronca directamente con la sentencia de que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. «representan una evidente negación de la realidad» y demuestran que hoy en día se acepta que «lo real no consiste en algo ontológicamente sólido y unívoco, sino, por el contrario, en una construcción de conciencia, tanto individual como colectiva» (Villanuena, 2017).

Quiero terminar de forma positiva, para ello voy a citar a Vitoria Zaccari en el libro de Miguel Ángel Gardetti titulado “Moda y Textiles ¿Qué es ser sustentable?”:

“Es momento de hacer algo. Buscar información, transmitirla, conocer. Investigar, incorporar, procesar. Es tiempo ahora de comenzar a cambiar las cosas. Es una etapa maravillosa, la primavera el amanecer de la existencia humana. Estuvimos destruyendo y destruyéndonos. De los escombros podemos reconstruir. Podemos formar redes. Y de eso se trata esto. De pulsar un cambio. Desde el diseño, la innovación, los vínculos, el intercambio. Para generar un intercambio de crecimiento conjunto” (Gardetti, 2017).

Fotografia Clemon Ojeghuo

Referencias:

ABC.es. (2008). Si educamos a los hijos como demócratas, tendremos dictadores. Recuperado de http://www.abc.es/hemeroteca/historico-10-11-2008/abc/Internacional/si-educamos-a-los-hijos-como-democratas-tendremos-dictadores_911128949206.html

ABC.es. (2011). Polémica por el uso de niñas como modelos en un reportaje de Vogue. Recuperado de http://www.abc.es/20110111/estilo-moda/abci-polemica-vogue-paris-cadeaux-201101111700.html

Gardetti, M. Á. (2017). Textiles y moda ¿Qué es ser sustentable? Buenos Aires: LID Editorial Empresarial, S.R.L.

Villanueva, D. (2017) «El término posverdad entrará este año en el Diccionario». Rae.es. Recuperado de http://www.rae.es/noticias/dario-villanueva-el-termino-posverdad-entrara-este-ano-en-el-diccionario

3 Comments
  1. Interesantísimo y muy cierto.
    Nos hemos acostumbrado a vernos como productos, y no como individuos. Y por lo tanto, nos tratamos como tales, usando todo lo que el nuevo marketing nos ha inculcado y con todas las consecuencias lo seguimos aceptando y transmitiendo a las nuevas generaciones.
    Es momento de PARAR, reflexionar y reconducir/nos.

  2. Estos comentarios deberían dar la vuelta al mundo, pero hay muchos intereses contrarios que solo quieren destruir a la juventud y a la familia. Ánimo Lourdes sé perseverante con este estilo elegante de vivir y de vestir.

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada.

 

Woman Essentia, tu revista,

SÍGUENOS