Excelencia literaria

El perseguidor

Teresa Herrera salió del banco. Llevaba seis mil euros encima, pero su corazón no palpitaba más fuerte, ni sus ojos s…

0 Shares

Ángel

La vida de Marta era aparentemente normal. A ojos de sus padres, de sus amigas y de sus profesores, no había nada de …

0 Shares

¿Sabes una cosa?

Hola Mateo. Soy África, ¿te acuerdas de mí? Mi mamá dice que sí, que seguro, segurísimo, me recuerdas. Siempre jugába…

0 Shares

Descansa en paz

Ya no hay rencor en su mirada, ya no hay tristeza en sus ojos. Las resignación se ha desvanecido de su rostro dejando…

0 Shares

Epifanía

Silencio de nuevo. Tomás se había despertado tres veces durante la noche, pero no había osado salir de la cama, y, co…

0 Shares

 

Woman Essentia, tu revista,

SÍGUENOS