¿Cómo ayuda la medicina hiperbárica?

Fotografía Milagros Iglesias

Hay veces que las historias empiezan por casualidad, y otras por el corazón. Esta historia empieza de las dos formas. Pero su continuidad depende simplemente de los beneficios que descubrieron y que tenían que compartir.

 Uno de los Centros europeos de medicina hiperbárica está precisamente en la Costa del Sol y se ha convertido ya en un lugar al que acuden de diferentes países del mundo, gracias a su tecnología puntera y eficacia en los tratamientos.

Sady Alexandra Licintuña es la Directora del Centro Hiperbárico de Estepona. Su marido sufrió un infarto agudo de miocardio hace unos años, que le dejó en coma durante unos meses. El pronóstico médico no era esperanzador, y en el mejor de los casos viviría, pero en estado vegetal. Tiene el corazón necrosado en un 50% debido a la falta de oxígeno y de riego sanguíneo. Alejandra empezó a investigar como poder ayudarle y así descubrió la medicina hiperbárica. El doctor les había recomendado una ciudad que estuviera al nivel del mar, y terminaron viviendo a su casa de veraneo.

¡Pero no había centros hiperbáricos en la zona!. De esta forma surge el centro hiperbárico de Estepona, ya que una vez comprobados sus beneficios, tenían que darlos a conocer y ayudar a más gente que lo necesitara.

Según nos cuenta su marido, cuando sales del tratamiento te encuentras mucho mejor. El había perdido la memoria y no podía hablar, ni moverse a penas. Fue a partir de las primeras 30 sesiones cuando empezó a notar mejoría, podía hablar con más fluidez, tenía recuerdos de antes del infarto y la espasticidad que sufría en el brazo y la pierna fue desapareciendo.

El doctor Rafael Sánchez tiene una amplia experiencia profesional, tanto en investigación, como en tratamientos en este tipo de medicina, y es el médico-consultor del Centro Hiperbárico de Estepona. Además es miembro de la Undersea and Hyperbaric Medical Society (UHMS), responsable de la Unidad Hiperbárica del grupo de rescate de Bomberos, de cuyo Real Cuerpo es médico Oficial, y colabora con Salvamento Marítimo como médico especialista en buceo de alta profundidad. Es profesor de la escuela de seguridad pública de Andalucía. Director del 1er Congreso Internacional de Medicina Hiperbárica HMCE y autor de numerosos artículos de esta especialidad, publicados en revistas científicas.

El doctor Sánchez nos aclara que esta es una medicina científica, donde el oxígeno es el medicamento y la presión a la que se administra es el tratamiento.

Fotografía Milagros Iglesias

 

¿Cuáles son los orígenes de la misma doctor?

 Sus comienzos se remontan a tres siglos atrás, pero puede decirse que empieza a partir de las consecuencias de los problemas que les surgían a los buceadores en la construcción de los grandes puentes norteamericanos cuando estaban bajo presión. Su inicio fue la medicina subacuática y se empieza a trabajar sobre todo en Europa, siendo en el último siglo cuando se trata con cierto rigor como Medicina Hiperbárica, estando hoy día sujetos a las directrices de la UHMS.

¿Cuáles son las razones por las que no se la conoce más allá de algunas noticias de deportistas?

En primer lugar porque no se habla en el grado de medicina de ella, y en segundo lugar, porque la infraestructura necesaria es muy cara y hay poca gente especializada en esto. Hay mucha gente en América Latina, sobre todo en Cuba, en EEUU y en Europa ( Alemania, Dinamarca).

Nos ha contado que hace unos meses estuvo en un Congreso de la Sociedad Española de medicina hiperbárica .¿Cuántos centros hay en España de medicina hiperbárica?

Depende del modelo, ya que hay varios tipos, y la calidad. Si hablamos de centros que son multiplazas o cámaras integrantes, de los cuales hay unos 10 en España. Pero si nos referimos al modelo que tenemos en Estepona, monoplaza, sólo hay dos, el de este Centro y otro. Pero también habría que hablar de las diferencias de calidad. Nosotros en el centro hiperbárico de Estepona tenemos el de la casa PERRY de EEUU, que por ejemplo es lo último y en este sentido sólo hay dos en España. Las ventajas de ser monoplaza además, permiten ajustar perfectamente el tratamiento a la necesidad de la persona. Cada enfermo precisa un tratamiento adecuado a su enfermedad para que este resultado sea más efectivo, no sirve el mismo tratamiento para todos.

 ¿Todo el mundo puede ser tratado con medicina hiperbárica?

Primero hay que comprobar que la patología del paciente puede ser tratada con cámara hiperbárica y luego confirmar que no tiene incompatibilidades.

Esta alternativa actúa sobre un abanico grande de diferentes enfermedades. ¿Nos podría explicar cómo funciona esta forma de tratamiento?

El oxígeno a alta presión es una medicina, oxigena y provoca una regeneración, pero lo que buscamos con el oxígeno hiperbárico es la formación de nuevos vasos alrededor, ya que sin circulación sanguínea es imposible la regeneración. La diabetes enferma los vasos sanguíneos, y los tejidos tiene mas dificultad para la llegada de sangre, de esta forma las lesiones no se curan y se infectan.

¿Cuáles son las enfermedades que mas se tratan?

 Por la zona que nos encontramos, y el tipo de personas que viven en la costa, es un tanto estacional.

Pero las enfermedades para las cuales este tratamiento es efectivo sería por ejemplo, como más habitual, el estrés y la fatiga crónicos, produciendo un gran cambio en la persona. Otra cosa que tratamos mucho y somos un poco pioneros en España es la fibromialgia, sobre todo en mujeres. La patología de dolores continuos cansa mucho, invalida y genera ansiedad, depresión y con este oxígeno hiperbárico conseguimos curarlo.

Un tema exclusivo es el autismo. Hay diferentes tipos de autismo pero todos conllevan una dificultad de interrelación con el entorno, con la familia, producen movimientos repetitivos, y suele ir acompañado de una disminución del nivel intelectual, problemas del aprendizaje… El oxígeno hiperbárico disminuye todos los síntomas, evidentemente no se cura, pero debido a sus efectos, esta disminución les ayuda a llevar una vida más o menos normal. También podemos decir que mejora la atención.

Por otro lado está la enfermedad de Crön, y en general también mejoran todas las enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario, ya que al mejorar el oxigeno se genera una regulación del sistema inmunitario. Ayudando también en el caso de lupus o alergias. En este campo se está experimentando y hasta ahora se ha conseguido separar los tiempos de brote y que las crisis sean de menor intensidad.

Aunque lo más conocido es la curación de lesiones deportivas…Para este tipo de tratamientos deportivos hay dos líneas, una es la curación de lesiones tanto de fracturas como de tejido blando, consiguiendo una reducción del 50% del tiempo de recuperación. Y por otro lado está la preparación de deportistas para campeonatos, mejorando el fondo físico de forma increíble.

¿Que tipo de duración tienen estos tratamientos?

 El número de sesiones depende de la patología. Para nosotros la constante es el medicamento, que es el oxígeno, y la variable es la presión a la que la voy a administrar y el tiempo o número de sesiones.

A la pregunta sobre el tema de belleza, al doctor no le gusta hablar mucho de ello, ya que para él lo más importante son las enfermedades que puede curar. Cuando le buscaron para montar este centro, su gran preocupación fue precisamente que fuera muy serio, ofrecer un servicio de calidad y rigurosidad, pero este uso es también una realidad. Nos cuenta como la gente, aunque reciba el tratamiento para otros temas, se encuentra con una piel más nutrida, mejoría del pelo y las uñas, disminución de la celulitis etc. incluso mejora temas como la impotencia en los hombres. “Además- añade- el colágeno que se forma con el oxigeno hiperbárico es de muy buen calidad.”

Su aplicación no es local, la persona se mete en la cámara hiperbárica y la atmósfera es oxígeno puro al 100% a alta presión, de forma que el paciente lo respira. Este oxígeno llega al torrente sanguíneo y se diluye en el plasma. Así es como actúa desde dentro hacia fuera, sin ningún efecto local.

El paciente está en la cámara con ropa de algodón 100%. Durante el aumento de la presión, el paciente experimenta una sensación como la de ir en un avión, presión en los oídos etc. y un ligero aumento de la temperatura. Cuando la sesión acaba, la sensación es todavía menor, quizás como un chasquido en los oídos, junto con la baja de temperatura.

Las cámaras transparentes, cómodas y seguras. El médico es el que establece el tratamiento y hace un seguimiento del mismo para asegurar así su eficacia y que no haya efectos secundarios.

Aquí se trataron las secuelas de un caso que fue muy conocido en los medios de comunicación sobre un niño que tuvo cáncer en el cerebelo y, a consecuencia del tratamiento que tuvo para erradicarlo, el niño tenía un vértigo muy grande que le impedía moverse. Este vértigo desapareció después de usar la cámara hiperbárica y el niño está perfectamente ahora.

Cuando nos habla del autismo, y aunque aparentemente parece una persona un tanto fría, el doctor se emociona. El mismo día en que hablamos con él, había recibido la visita de la madre de un niño autista al que están tratando. Pero esta visita acababa de convertir ese día en un día especial, ya que el abrazo que recibió de esta madre, que venía de fuera de España para todas las sesiones, justifica todo el trabajo, estudio y esfuerzo y lo convierte en emoción y, como no, satisfacción de hacer las cosas bien.

 

No Comments Yet

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada.

 

Woman Essentia, tu revista,

SÍGUENOS