La Indiana Jones del coleccionismo de moda

Colección López-Trabado

Es la nueva Indiana Jones del coleccionismo de moda. En palabras de Lydía García López-Trabado “Cada uno tiene su historia -y desde luego- es una de las mejores cosas de esta vocación-oficio. Se trata de buscar y encontrar piezas; ¡es como ser Indiana Jones! hay que seguir el rastro y mucha mano izquierda e intuición”.

He tenido la suerte de conversar con ella; a lo largo del nuestro encuentro he descubierto el perfil de una auténtica coleccionista del arte del vestido. A través de las más de 1000 piezas de su colección es posible recorrer la historia, el arte, la moda y la sociedad del siglo XX.

La Colección López-Trabado nace en 1996 en Barcelona con la adquisición de dos piezas de Josep Font: un abrigo de seda bordado y un vestido etéreo en organza semi-trasparente, con la idea de recopilar desde un punto de vista privado o particular parte de nuestro pasado textil aunando el criterio de moda, conocimiento y “empresa” a partir de ese momento (hace 21 años) su crecimiento es constante ya que el fin de una colección es infinito porque una colección jamás se acaba, de su evolución y crecimiento depende su calidad , su fuerza y su futuro.

La colección recorre todo el siglo XX. La pieza más antigua es un vestido con polisón cuya fecha gira alrededor de 1895, y la más nueva un vestido cocktail en guipur y seda, de Alfredo Villalba, está fechada alrededor 2003.

En el 2006 la Colección López-Trabado se traslada a Madrid desde dónde sigue creciendo hasta lo que es hoy, aunque teniendo en cuenta que es una colección working in progress.

1923, anónimo

La finalidad de la Colección López-Trabado es buscar, recopilar, restaurar todas esas piezas claves que conforman nuestro Patrimonio y Memoria Textil del siglo XX para divulgar la alta costura española tanto a nivel nacional como internacional, mediante exposiciones, comisariados, ponencias, docencia, artículos y que conforman uno de los elementos clave en la creación de nuestra identidad visual, estética, cultural, y que estaría englobada en lo que se conoce ahora como Marca España.

La alta costura no solo es estética y creación sino también un modelo de negocio. La Colección tiene especial interés en crecer en piezas de la década de los años cincuenta y años sesenta, al ser “la edad de oro” no solo de la alta costura española, sino también por coincidir en el tiempo con la edad de oro de la alta costura Internacional.

“La Moda es la última piel de la Civilización”

La colección está formada por más de 1.000 prendas entre vestidos, trajes de noche, de cocktail… más una amplia selección en sombreros, tocados, bisutería y bolsos. Trazamos una línea en el tiempo que recorre tanto los mejores creadores de cada época: Pedro Rodríguez, Cristobal Balenciaga, Manuel Pertegaz, Asunción Bastida, Carmen Mir, Elio Berhanyer… hasta exquisitos sastres, modistas de la primera mitad del siglo XX, aunque sus nombres no trascendieron, porque todavía la “imagen de marca” de creador no estaba consolidada.

Al hilo de esto, merecen especial importancia las piezas que hemos llamado, desde el respeto y la admiración “Costura Anónima” que representan lo mejor de nuestros talleres de costura: modistas itinerantes, modistas que trabajaban fijas en una casa. Prendas salidas de creadoras que no tuvieron la trascendencia de otros diseñadores, pero sí su misma calidad e innovación, sino más, y que nos ayudan a tejer una foto a lo largo de 100 años y que nos enseñan cómo se vestía tanto en épocas d esplendor, como de precariedad.

También tenemos un fondo fotográfico, de prensa y documentación para aportar la máxima información posible de cara tanto a la creación de exposiciones como a la investigación.

Vestido de fiesta beige con cuerpo de pedrería y capa corta a juego 1953

La Colección López-Trabado hace suya una frase de Picasso como lema inspirador y leitmotiv “La Moda es la última piel de la Civilización” y así quiere transmitirlo en un mundo en pleno cambio y transformación.

En esta ocasión Lydía García López-Trabado ha seleccionado cinco de sus piezas más emblemáticas, de las que nos ha ofrecido el privilegio de comentar en primera persona:

Lydía Garcia lo describe así “Ese vestido es de la casa Santa Eulalia en Barcelona, es la casa de moda más antigua de España y de las más antiguas del mundo, fundada en 1843 y aún vigente. En la Alta Costura española lo son casi todo además de formar parte de los 5 miembros fundadores de la Cooperativa Española de la Alta Costura en el año 1941.

Mi historia con esta pieza:

Lo vi en una subasta, y el día que se subastaba (en Barcelona) yo estaba en Asturias, fue la primera compra que he hecho para el fondo de la Colección por Subasta Online y cuando me llegó y abrí el paquete, todavía me gustó más ya que pude ver cómo era realmente el bordado del cuerpo y todos los detalles. Está fechado alrededor del 1953 -edad de oro de la Alta Costura – tanto española como internacional”.

Sin duda, los comentarios en directo del proceso coleccionista son en sí mismos un valor añadido para la pieza de colección.

Sombrero tocado de hojas, Juliette 1955

La colección está formada por prendas y complementos, por ejemplo “Esta pieza procede de la desaparecida casa de sombrerería de lujo JULIETTE en Madrid; el local estaba situado en la calle Alfonso XII.

Hasta finales de los años 60, el sombrero o casquete era casi una pieza imprescindible en la indumentaria femenina y representaba arreglo, decoro y prestigio, hasta tal punto que las mujeres que no se lo podían permitir tenían la opción de alquilar sombreros, guantes y bolso para ir a juego ya que era señal de estilo y refinamiento. ¡Eso que ahora parece tan moderno y chic, que es alquilarte un vestido o un tocado para una boda ya existía hace 60 años!!!

El sombrero por estilo está fechado alrededor de 1955 es un sombrero de día (por color y temática) y es de verano, muy liviano y fresquito. Encaja como un casquete.

Mi historia con esta pieza:

Abrigo rojo de Pedro Rodriguez

Es curiosa; un verano me contactó una señora, a través de una clienta, para decirme que tenía que dejar su casa y si me interesaba su armario, fui a verla; la casa resultó un piso en un palacete en el centro de Madrid, la señora era la mujer de un diplomático y estaba acostumbrada a viajar, en ese piso no tenía muchas prendas pero todas preciosas (ejemplo el tocado que era de su madre) y me lo regaló cuando le expliqué que lo quería para la Colección, es de las pocas piezas que me han donado.

Este abrigo está confeccionado en punto roma-color rojo carmesí; fechado alrededor de 1950/1955. Pedro Rodríguez uno de los padres de la Alta Costura española, inicia su carrera en Barcelona al principio de los años 20, fue miembro de la Chambre Syndical de l´Haute Couture de Paris y fundó a imagen de ella la Cooperativa de la Alta Costura con 4 miembros más en España.

Fue muy reconocido en Estados Unidos -a día de hoy en casas de americanas sus vestidos alcazan precios de infarto- en su obra destaca el bordado de los vestidos de fiesta, ya que eran inimitables por su complejidad.

Vestido color champagne bordado en pedrería de Asunción Bastida

¡Es uno de mis creadores favoritos!
Mi historia con esta pieza:
Este abrigo llegó a mí a través de uno de los anticuarios de Madrid con los que más trabajo porque sabe exactamente qué busco y cuando le sale alguna pieza siempre me la ofrece primero.

Vestido de fiesta alrededor del año 1956, confeccionado en seda bordada a mano y con largo irregular de la diseñadora Asunción Bastida, diseñadora pionera en España y una de los 5 miembros fundadores de la Cooperativa de Alta Costura.

Vestido/Kaftán de Pertegaz

Mi historia con esta pieza:
El vestido es de una herencia familiar por lo que tiene un significado muy especial para mí, ya que una de las finalidades de la colección es la de preservar nuestro patrimonio textil y cuando además coincide que es familiar pues me hace el doble de ilusión y satisfacción

Datado alrededor de 1971/3 realizado en gasa de seda. Se compone de vestido en seda y un kaftan en gasa de seda que le aporta volumen, pero ligereza.
Pertegaz es otro de los clásicos de la Alta Costura española y con una trayectoria muy larga, de hecho, el próximo año Madrid le rinde una retrospectiva en la sala del Canal de Isabel II.
Mi historia con esta pieza:
Este vestido lo adquirí por medio de un anticuario de Madrid.

Muchas gracias a Lydia García López-Trabajo por compartir con nosotros su colección y su amor al arte del coleccionismo de moda.

Lourdes Delgado es bloguera en Tu look habla                            

No Comments Yet

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada.

 

Woman Essentia, tu revista,

SÍGUENOS