Toma un café contigo mismo

Para todos los seres humanos que sentimos

hoy la necesidad de un cambio: el cambio de

creer en nosotros mismos y en la esperanza de

que nuestros principios y valores sean los pilares

fundamentales en la ardua tarea de recuperar la

alegría de vivir”.

 

 

 

En esta época, caracterizada por el estrés y la competitividad, estamos permanentemente sometidos a situaciones de tensión que apelan a nuestra capacidad de respuesta y que, si no estamos preparados, pueden perjudicarnos. Por eso, el doctor Dresel nos invita a hacer diariamente un alto en el camino y dialogar con nosotros mismos, para emprender el camino de autoconocimiento y desarrollar una alta autoestima.

“Pasamos una parte importante de nuestra vida emitiendo juicios sobre todos los acontecimientos que nos vemos obligados a enfrentar y sobre la actitud que asumen las personas con las que interactuamos, ya que nuestra existencia se desenvuelve en un marco social. Sin embargo, en un momento determinado, y estimulados por las circunstancias, necesitamos abordar con honestidad y valentía el juicio que nos merece nuestra propia persona, analizando la imagen que nos hemos creado y cotejando nuestros principios sustentados en valores éticos y morales con el sentido de nuestra vida y con el acierto, o no, de nuestras elecciones y decisiones. Momento crucial, éste, que provoca una verdadera conmoción en nuestro esquema de vida, porque comenzamos a cuestionarnos seriamente si los conceptos que hemos manejado como verdaderos hasta el presente seguirán siéndolo, a partir de la evaluación que nos merece nuestro comportamiento.

La frecuencia de situaciones vividas como fracasos, con el consiguiente sentimiento de pérdida y la cuota importante de frustración agregada por no poder cumplir con nuestros deseos y necesidades, nos impulsa a revisar nuestra responsabilidad en la génesis de estos hechos.

En el mismo instante en que nos disponemos a quitarnos los disfraces que han estado ocultando nuestra verdadera persona, a veces por décadas, nos encontramos con el verdadero ser que somos, dispuestos a hacernos cargo de nuestros errores, pero también a salir al mundo en la nave de nuestras virtudes, para demostrar, a nosotros y a los demás, que somos seres humanos con opciones, con posibilidades, y que mañana será un día nuevo para vivirlo con la luz intensa del sol que realza el brillo de nuestra persona. “

 

Una oportunidad para meditar sobre el impacto de los fracasos, como los vivimos, la importancia que tienen y como los interpretamos. La diferencia entre culpabilidad y responsabilidad, como salir del victimismo, y como nuestros puntos débiles pueden llegar a ser nuestras fortalezas. Todo con esfuerzo y autoexigencia y con una considerable dosis de autoestima. Dejando atrás el pasado y construyendo un nuevo yo de forma consciente, partiendo de una verdadera auto-evaluación

 

A un hombre se le puede quitar todo excepto

una cosa, la última de sus libertades: elegir su

actitud frente a cualquier circunstancia; elegir

su camino.

VÍCTOR FRANKL

No Comments Yet

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada.

 

Woman Essentia, tu revista,

SÍGUENOS